Nacionales

LAS INFORMACIONES SE DIERON A CONOCER EN EL PRIMER FORO DEL SISTEMA DE SALUD INTEGRAL, QUE SE ENFOCA EN PACIENTES CON VIH.

El director ejecutivo de la Red Nacional de Jóvenes que Viven con VIH (REDJNACER), Félix Reyes, expresó hoy en el primer foro del Sistema de Salud Integral, enfocado en pacientes con VIH, que aproximadamente cinco mil personas infectadas con el virus han abandonado el tratamiento por la discriminación.

Dijo que se estima que el 0.8 por ciento de la población dominicana tiene el Virus de Inmunodeficiencia Humana, lo que equivale a 69 mil pacientes, de los cuales 44 mil 220 están bajo el programa de atención integral. Los restantes han salido del plan por la falta de recursos económicos y otros factores, según comunicó Reyes.

El director de REDJNACER enfatizó que el 80 por ciento de los portadores del virus son personas desempleadas, lo que empeora el proceso de tratamiento.

“Es necesario identificar deficiencias y fortalezas de los servicios y proponer soluciones, destacando las buenas prácticas, para potenciar una respuesta integral a los pacientes seropositivos y a sus familiares”, reflexionó Reyes.

El foro estaba dirigido a autoridades, la sociedad civil y organismos internacionales y se efectuó en el marco del proyecto “Veeduría Social de la Prestación de los Servicios de Salud a personas con VIH”.

Expresó que hay una gran cantidad de personas que tienen el virus y lo desconocen. También informó que un médico solo puede brindar atención de calidad a 3000 de los enfermos, por la sobrepoblación que existe en el país.

Reyes dio a conocer que los pacientes con VIH están aislados de la sociedad e incluso de los hospitales. Reclamó que los cubículos de Salud Integral están fuera de los centros médicos.

Los puntos abordados fueron la calidad y administración de los servicios médicos, atención a los pacientes, oportunidades de acceso a los planes de salud, entre otros temas.

Fuente: http://www.listindiario.com/la-republica/2017/04/07/461185/jovenes-que-viven-con-vih-dicen-cinco-mil-personas-abandona-el-tratamiento-por-discriminacion